• 655 889 593
  • dojofeilen@gmail.com
  • Profesores:

    Anita

    El yoga llegó a mi vida en 2006 cuando buscaba mi propia rehabilitación física debido a una escoliosis severa, y tras años de corsé. Pero no fue hasta el 2016 cuando mi práctica pasó de ser intermitente a convertirse en un bienestar diario y necesario. Tales eran los beneficios que experimentaba que en 2018 decidí profundizar más e iniciar la formación de Profesores con Xavier Solà i Pilar Ruberte, en Yoga Studio Bcn. Un bonito año de sanación, crecimiento personal e involución hacia mi propia esencia. Actualmente sigo cultivando el cuerpo para así calmar la mente, y agradezco el poder compartir lo que experimento como eterna aprendiz.

    Laura

    Mi primer contacto con el Yoga fue en el 2014. Buscaba lo mismo que mucha gente; calmar el estrés del trabajo, evitar los dolores musculares que aparecían cada vez con más frecuencia...
    La causa/casualidad me llevó conocer a mis maestros Xavier y Pilar quienes llevan más de 20 años practicando, estudiando y transmitiendo su propia experiencia siguiendo el linaje fiel de esta práctica milenaria.
    Me formé como profesora en el 2016 y también empecé a trabajar como secretaria en su centro. En 2017 comencé a dar clases y hasta hoy sigo aprendiendo de ellos y otros profesores que enriquecen mi experiencia.
    En 2019 obtuve el Certificado de Profesionalidad- Acreditación de las unidades de competencia profesionales por la Generalitat de Catalunya. En 2020 el ROPEC (Registre Oficial de Professionals de l’Esport de Catalunya).
    Hatha Vinyasa es el estilo que practico y ofrezco para aquellos que quieran probar e incorporar la práctica en su rutina diaria. Las clases oscilan entre el dinamismo del Vinyasa y la estabilidad del Hatha. Adaptada a todo tipo de practicante.
    La respiración, la relajación y la concentración serán los pilares que asentarán la práctica. Sobre ellos las distintas posturas tendrán un efecto directo sobre la columna vertebral a la vez que fortalecemos y flexibilizamos otras zonas del cuerpo para que todo en su conjunto nos de los efectos que buscamos.

    Raúl

    El placer de la actividad física y la calma mental me llevaron en mi juventud a la práctica de las artes marciales, en ese camino descubrí el Aikido ( el arte de la paz ) práctica que a día de hoy mantengo y comparto. Mi inquietud de seguir investigando sobre la conexión cuerpo-emociones me llevó a una formación sobre movimiento y Gestalt, la cual despertó la búsqueda de lo que llamaría una semilla, principio o raíz en la vivencia, estudio y comprensión de la triada cuerpo-mente-espíritu. La respuesta a esa búsqueda la encontré en la práctica del Yoga, que abraza todos los aspectos de la vida físico, emocional, mental y espiritual. En ese punto decidí formarme como profesor de Yoga con la intención de crear una base sólida en mi práctica y el tiempo me dio la oportunidad de compartir lo vivido con los demás, a lo que estoy sumamente agradecido.

    Deryck

    "Aunque mis pasos me llevaron a estudiar Diseño Gráfico y Comunicación Visual, llegué al yoga en el 2001 y en mis casi 20 años de práctica, he experimentado como cuerpo, mente y espíritu se fortalecían por igual. Poco después surgió la necesidad de llevar la práctica a otro nivel, surgió el deseo de compartir estas técnicas con otras personas con las mismas inquietudes y necesidades.
    Actualmente mi estilo de enseñanza baila entre 3 grandes escuelas: Ashtanga, Iyengar y Sivananda.
    Enfocándome en la importancia de una correcta e integral formación del cuerpo mediante el ejercicio adecuado y la alineación, pero sin olvidar y dar énfasis a los factores más sutiles de la práctica, como son los aspectos relacionados con la mente, la respiración y el prana."




Hatha Yoga


Nos ayuda a desbloquear y fortalecer el cuerpo y a ganar flexibilidad. Además de calmar la mente y aprender a enfocarla buscando desarrollar nuestro máximo potencial. En las clases damos una atención personalizada buscando que cada practicante pueda trabajar en su nivel, adaptando las posturas para trabajar cuidando el cuerpo y buscando un avance progresivo de forma segura. Con esfuerzo y un poco de autodisciplina, podremos ir ganando la salud y vitalidad necesarias para afrontar los proyectos que nos propongamos.



MEISHÛKAN

Lugar donde la gente puede entrenar y educarse, con un claro énfasis en pasarlo bien, sentirse a gusto y satisfecho, disfrutando de la práctica, abriendo el corazón y creando nuevas amistades, cooperar ayudando a los demás y desarrollándose como artistas marciales.